jueves, 25 de febrero de 2010

BITACORA DE A BORDO: Conviviendo con Intruso

Aprendiz a fuerza de tropezones. Como constelación, útil para encontrar el Norte cuando la Osa Mayor no es visible. Al menos, eso dicen. En la mitología, la madre insoportablemente orgullosa de Andrómeda. En la vida real, soy una mujer de 54 años que insiste en Vivir -no existir- mientras disfruto cada minuto, cada latido y cada suspiro que le robo a todas las prognosis médicas tras un tumor cerebral que me habita sin autorización desde el 1998. “Intruso” es el meningioma “benigno” que al momento ha resistido dos craneotomías de las manos hábiles del mejor neurocirujano del mundo. Intruso resistió un proceso de radiocirugía que me dejó sin caminar. Mientras, sigo laborando como siempre, con la asistencia del Cielo, de mi extraordinario Equipo de Apoyo de familiares, un batallón de amig@s, colegas, vecin@s; y de todos los conocid@s y desconocid@s con quienes comparto el camino de la vida. Y... por supuesto, con la asistencia material de bastones guapos. ¡Amén!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

About Me

Mi foto

Apasionado del arte autodidacta y su presencia espontánea. Adicto a experimentar haciendo rayajos con una tableta gráfica y escribir sin motivos aparentes. Me encanta el diseño y la buena lectura. Loco por naturaleza y cuerdo por obligación.
 

Crónicas de un Blogonauta | Creative Commons Attribution- Noncommercial License | Dandy Dandilion Designed by Simply Fabulous Blogger Templates